La situación de confinamiento llegó de forma repentina a nuestras vidas y con la intensión de permanecer de forma indefinida.  Esta obligatoriedad aceleró el futuro digital y lo transformó en nuestro presente inmediato, siendo una oportunidad para que los más escépticos probaran por primera vez las facilidades de educarse, comprar, trabajar, entretenerse de forma ONLINE. ¿Te habías imaginado a tu abuela pidiéndote el celular para hacer las compras del supermercado o aquella amiga insegura que le daba pavor usar su tarjeta en las plataformas digitales y experimentó la seguridad de las compras Online? pues lo imposible ocurrió y promete quedarse.

 

La protección dada por el confinamiento trae ventajas, pero también promueve la inactividad física y menor gasto energético por disminución de los desplazamientos. Además la falta de planeación, los recursos limitados e improvisación para asumir el trabajo en casa impiden que los espacios y mobiliario no cumplan con los ideales de ergonomía y las personas se encuentren la mayor parte del día sentadas.

Más horas sentados y sedentarismo es igual a dolor y problemas de Salud, ya que el cuerpo está diseñado para moverse y no hacerlo es algo antinatural. En resumen, el reposo está relacionado con pérdida de fuerza, masa muscular ósea y obesidad que pueden hacer que nos lleven a una epidemia de lumbalgias y cervicalgias.

 

CAMBIA TU RUTINA PARA PREVALECER TU SALUD

Es mejor prevenir antes de percibir síntomas o lesiones a nivel musculo-esquelético y llegar a soluciones correctivas. Aquí te planteamos pequeños TIPS que te ayudarán:

  1. Mobiliario Silla y mesa de trabajo: Sabemos que no todos cuentan con la posibilidad de tener una silla y mesa ergonómica en el hogar. Si es tu caso, no te preocupes, busca una mesa estable que tenga por lo menos 60 cm de profundidad y una silla con espaldar ideal de altura hasta los omoplatos. Cada vez que te sientes apoya el peso sobre el espaldar.
  2. Postura para trabajar: No trabajes en la cama y usa siempre tu mobiliario. Apoya tus antebrazos sobre el escritorio de tal forma que el peso de los brazos sean soportados por la mesa. Para lograrlo, sube la altura de tu silla o usa cojines para alcanzar la mesa. Usa el espaldar de la silla y descansa tus pies sobre el suelo, apoyapiés o una caja.
  3. Pausas activas: Programa la alarma de tu celular por lo menos una vez cada dos horas y levántate de la silla. Si tienes escaleras súbelas y bájalas de 3 a 5 veces o marcha en el puesto 4 minutos.
  4. Calzado: Evita usar durante tiempo prolongado zapato plano como las chanclas o babuchas ya que estas modifican la postura en rodillas, cadera y columna lumbar. En la medida de lo posible usa tenis de deporte para estar en casa.
  5. Aprovecha el tiempo de desplazamiento: Ya que no te desplazas a la oficina usa este tiempo para realizar tareas domésticas, jugar con tus hijos y/o actividades que impliquen movimiento.
  6. Actividad física: Realiza actividad física de 3 a 5 días semanales e incluye ejercicios cardiovasculares, de fuerza y flexibilidad.

 

Participa:

  1. ¿Has tenido dolor en tu espalda o cuello en los últimos meses?
  2. ¿Qué te ayuda a mejorar tus molestias en músculos y articulaciones?
  3. ¿Tú sigues las recomendaciones en casa?
  4. ¿Cómo el confinamiento cambió tu vida?